¿Cómo pintar la fachada de mi casa?

0
949

Las fachadas son la parte más visible de cualquier casa y la primera imagen que se tiene de nuestro hogar. Además de dar una estética singular al edificio, su función primordial es la protección de las viviendas ante las inclemencias climáticas. El paso del tiempo junto el sol, la lluvia y el viento van desgastando y erosionando su superficie hasta llegar a provocar grietas y desprendimientos de material. Realizar un mantenimiento periódico se hace necesario para mantenerla en buen estado y así evitar este tipo de problemas. Y dentro de este mantenimiento, la pintura juega un papel importantísimo en su conservación y durabilidad.

Pintar fachada de casa

A continuación, te explicamos los pasos para pintar la fachada de tu casa:

1º PREPARAR LA SUPERFICIE DE LA FACHADA A PINTAR

Mediante un cepillo de púas curvo raspa por las zonas donde esté la pintura levantada o suelta hasta dejar el área saneada.

Haz click aquí para comprar Fungistop
Haz click para comprar el cemento rápido.

Una vez hayas realizado estas operaciones, vuelca en un cubo plástico con rejilla  la mezcla de 1 parte del producto Fixacryl de Bessier por 3 o 4 partes de agua. Sumerge en la mezcla el rodillo bicolor hilo 22cm ZKDOR, escurre el sobrante en la rejilla del  cubo plástico  y, seguidamente, aplica un par de manos generosas. Déjalo secar durante 30 minutos (a 20º) y ya tendrás preparada la fachada para ser pintada.

Haz click aquí para comprar Fixacryl de 1 L.

2º PINTAR LA FACHADA

Antes de empezar, enmascara las zonas que no vayas a pintar (puertas, ventanas, etc.) mediante papel con cinta de 15x45m y protege el suelo extendiendo un fieltro plastificado de 1x25M ajustándolo a la esquina con la pared.

Haz click para comprar Papel con cinta para enmascarar.

Si quieres pintar la fachada en color blanco utiliza el revestimiento pétreo liso en color blanco como pintura . En el caso de que la quieras en algún color podemos fabricarte a medida cualquier pintura para fachadas según el tono que desees. Utilizando esta pintura, conseguirás una superficie  impermeabilizada y de gran resistencia al frote húmedo. Además, gracias a sus propiedades esta pintura evita la aparición de manchas de hongos y algas. La aplicación de la pintura para fachadas es muy sencilla:

¡Siguiendo estos sencillos pasos conseguirás que tu fachada vuelva a recuperar su esplendor! ¿Te animas a pintar la fachada de tu casa  y renovar su estética?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí