Reparación de desperfectos en paredes y techos.

0
5196
Desperfecto provocado en una pared interior

Cuando hablamos de desperfectos en paredes interiores nos referimos a aquellos daños que se practican en su superficie y que provocan el desprendimiento de la totalidad o parte del material utilizado en su revestimiento, originando así en la zona un hueco o desnivel que en algunos casos llega a ser de una considerable profundidad. Provocar este tipo de desperfectos en realidad no requiere mucho esfuerzo ya que, por ejemplo, el mero hecho de quitar una cinta pegada en la pared o un taco que anteriormente sujetaba un cuadro o barra de cortinas, podría provocar este daño en la pared. Sin embargo, esto no debe de preocuparnos ya que con la misma facilidad que se provoca el daño, éste puede ser restaurado. Eso sí, como en el mercado existe una amplia variedad de productos para solucionar estos casos, es de gran importancia elegir el tipo de producto más idóneo para obtener el resultado deseado.

Desperfecto provocado en una pared interior
Desperfecto provocado en una pared interior

Y sin lugar a dudas para poder elegir cual nos conviene debemos de tener claro las diferencias que existen entre los diferentes productos que más se usan

Yeso

Es el material más utilizado en paredes y techos de interior. Se trata de un mineral (sulfato cálcico) extraído de rocas como el alabastro o la anhidrita que para ser convertido en polvo pasa por un proceso de fabricación. Este proceso consiste en moler el mineral de yeso y calentarlo en hornos a altas temperaturas hasta que finalmente pierde el agua que contiene obteniéndose así el polvo que actualmente conocemos. Realmente el yeso se lleva utilizando durante siglos y su preparación siempre ha sido igual de sencilla ya que gracias a su capacidad de absorción puede ser mezclado fácilmente con agua formando una pasta lista para usar que fragua rápidamente. Las principales ventajas del yeso son, por un lado, su alta capacidad de relleno pudiéndose utilizar en cualquier tipo de espesor y, por otro, su rápido fraguado que comienza a partir de los 15 minutos.

Yeso para reparar defectos en las paredes (click en la imágen para acceder a nuestra tienda online)
Yeso para reparar defectos en las paredes (click en la imágen para acceder a nuestra tienda online)

Plastes

Antes de aparecer los plastes, el uso del yeso se hacía complicado debido a su rápido fraguado. Esta dificultad fue un buen motivo para que los fabricantes elaboraran un producto paralelo que consistía en incorporar al polvo de yeso diferentes productos que mejoraran su manipulación. Esto fue realmente una auténtica revolución en el sector ya que no solamente se consiguió un polvo que se trabajara con mayor facilidad sino que gracias a esos aditivos que se le añadieron se consiguió un nuevo producto con muy buenas cualidades. De este modo, se han obtenido una gran variedad de plastes que permiten actualmente cubrir cualquier necesidad que surja en material de obra tanto en interior como en exterior sin importar el grosor a reparar.

Aguaplast 5kg
Existe una gran variedad de plastes según el tipo de desperfeto que se desea reparar

Masillas

Las masillas son normalmente pastas de base agua que junto con los plastes son los productos más usados en la reparación de paredes y techos. La diferencia de éstas respecto a los plastes es básicamente que en su composición no hay yeso y se presentan en tarrina como pasta lista al uso. En las masillas no hay tanta variedad como en los plastes pero hay suficiente variedad como para cubrir los desperfectos más habituales.

Masilla plastica Valentine
Las masillas suelen presentarse en tarrina como pasta lista al uso

 Ahora que sabemos todos los productos que podemos emplear para la reparación de desconchones en las paredes ya no debería suponernos ninguna complicación repararlos.

Iván Gutiérrez

S.I. Gosan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here