¿Cómo elegir compresor para pintar a pistola?

0
996
Compresor de aire

Cuando buscas pintar alguna superficie con un conjunto de pistola y compresor, la correcta elección del compresor es esencial para realizar con éxito un buen pintado. Es cierto que cuando pintamos, es la pistola de pintura la principal protagonista pero, si no utilizas un compresor acorde con las prestaciones de la pistola de pintura, no llegarás a conseguir su máximo rendimiento y terminarás con un acabado que en muchos casos te decepcionará (falta de brillo, poca cubrición, etc.).

Por lo tanto, saber las características técnicas del compresor es tan esencial como el tipo de pistola de pintura que vas a usar. Por ello, antes de que te enfrentes a la gran oferta de compresores existente en el mercado, te vamos a dar unas nociones básicas de la información técnica que te vas a encontrar en las especificaciones del compresor  para que tu elección sea la más óptima y puedas maximizar las prestaciones de tu pistola de pintura.

Hacemos presupuestos a medida para tu compresor de aire.

El caudal de aire del compresor de aire:

Ésta característica, junto con la presión, es lo principal que debes conocer de un compresor de aire para pintar. De hecho, el tamaño del compresor depende en gran parte de estos dos factores.

Dependiendo de la pistola de pintura que vas a utilizar y del trabajo que vayas a realizar, así será el flujo de aire que necesites. Si te fijas en las características técnicas de la pistola de pintado ahí encontrarás su consumo de aire. Y con este dato podrás elegir el compresor acorde. Como orientación, una pistola de pintado con un paso de 1,3 puede consumir entre 220 y 450 litros por minuto aproximadamente, dependiendo del fabricante.

La presión de aire del compresor de aire:

Es el aire expulsado por el compresor y al igual que pasaba con el caudal de aire, según el trabajo a realizar, así será la presión necesaria:

  • Si es para un pintado de bricolaje lo recomendable es de 6 a 8 bares.
  • En el caso de un uso profesional pasaríamos a compresores de 10 bares en adelante, pudiéndose usar simultáneamente dos o más herramientas neumáticas.

Una manera de averiguar la presión que necesitas en la salida del compresor es agregando un 25% a la presión total de las o la pistola que vas a utilizar. Realizando este cálculo incluirás la presión no aprovechada en el recorrido de la manguera.

La potencia del compresor de aire:

La potencia del compresor de aire es otro factor importante que debes tener en cuenta. Generalmente, la potencia va relacionada con la presión de aire expulsada por el compresor. Puede oscilar entre 1 y 6 caballos de fuerza (HP son sus siglas en inglés o CV).

  • Los que van desde 1,5 a 3CV son los indicados para realizar tareas particulares con pistolas sencillas de bricolaje o semi-profesionales.
  • Los compresores de 5 CV en adelante son los modelos de uso profesional.

Aunque parece una evidencia, a mayor potencia mayor capacidad de presión y por ende mayor capacidad de trabajo:

  • Como ejemplo, podemos decir que para tareas sencillas o de bricolaje con un compresor de 1,5CV o 2 CV es suficiente.
  • Para proyectos particulares en los que se quiere ir un poco más allá y hacer trabajos semi-profesionales con compresores de 3CV está más que bien.
  • Los compresores a partir de  5CV en adelante están pensados para uso profesional.
Hacemos presupuestos a medida para tu compresor de aire

El Depósito del compresor de aire:

Es un elemento muy importante para la vida útil del compresor de aire. El motor inyecta aire en su interior y cuando la membrana de llenado detecta que el depósito está lleno, desactiva el motor. Esto permite que el compresor de aire descanse sin que por ello pierdas presión cuando estás pintando. Cuando la membrana detecta que el aire baja de un cierto nivel, vuelve a activar el motor para que vuelva a inyectar aire al depósito hasta que lo vuelve a llenar.

Para hacerte una idea general y teniendo en cuenta que siempre hay excepciones, cuando la aplicación es de uso intermitente (lo habitual entre los particulares) los compresores de aire de pistón suele ser la elección más correcta, sencilla y eficaz.

Por el contrario, si la aplicación va a ser constante o requiere un flujo de aire continuo (talleres de carrocería, por ejemplo) los compresores de tornillo son la mejor solución.

La movilidad del compresor de aire:

Va depender de si el compresor de aire va a trabajar en un lugar fijo, o si requiere ser utilizado en diferentes lugares. En este último caso, los idóneos son los que disponen de asa, ruedas y un peso moderado, lo que facilita realizar trabajos en distintos lugares. Son los compresores de bricolaje o semi-profesionales que van desde 1 a 3CV.

Por otro lado, también existen modelos con un diseño vertical y silencioso que facilita su almacenamiento y permite un ambiente de trabajo sin ruido.

Ahora que te hemos ordenado los diferentes factores a tener en cuenta a la hora de comprar un compresor de aire comprimido solo te queda decidir cuál se adapta a tus necesidades. Y recuerda que si tienes algún tipo de duda, nuestros expertos estarán encantados de asesorarte sobre el tipo de compresor que necesitas para tus trabajos de pintura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here